viernes, 17 de febrero de 2017

César Milani quedó detenido luego de declarar por secuestros en la última dictadura

El juez federal Daniel Herrera Piedrabuena ordenó detener al ex jefe del Ejército del kirchnerismo luego de indagarlo

Por Fabio Ferrer 17 de febrero de 2017

El ex jefe del Ejército durante el segundo gobierno de Cristina Kirchner, César Milani, fue detenido este viernes en La Rioja por orden del juez federal Daniel Herrera Piedrabuena.

La aprehensión se registró luego de que Milani acudiera a la declaración indagatoria a la que había sido citado en una causa que investiga los secuestros de Pedro Adán Olivera y su hijo, Ramón Olivera, en 1977, y la detención ilegal de Verónica Matta, en 1976. El Poder Judicial cree que Milani participó en ambos operativos.

Según indicaron fuentes judiciales a Infobae, tras declarar durante tres horas, Milani fue trasladado a la Unidad Penal de La Rioja, que depende del Servicio Penitenciario Provincial.
Así recibieron este viernes a Milani en La Rioja (Gentileza El Independiente)
Así recibieron este viernes a Milani en La Rioja (Gentileza El Independiente)

Durante la dictadura militar, Milani se desempeñó en el batallón de ingenieros de La Rioja. Muchos de sus compañeros fueron procesados, detenidos y condenados por distintas violaciones a los derechos humanos. Ahora se sumará el militar señalado como jefe de la inteligencia paralela durante la última parte del kirchnerismo.

El ex jefe del Ejército tiene otra causa abierta en Tucumán por la desaparición del soldado Alberto Ledo durante el Operativo Independencia. En este expediente el militar está sospechado de haber falsificado un documento en el que la desaparición de Ledo se atribuye a una supuesta deserción. Hay varios testimonios que contradicen esta versión.

"Nunca tuve nada que ver con él. Hay 10 testigos que certificaron que nunca tuve nada que ver con Ledo. Nunca fue mi asistente ni mi auxiliar. Estaba en otro lugar, en otro sector", declaró recientemente cuando le preguntaron por el caso.

Milani enfrenta además una imputación en los tribunales federales de la Capital Federal por enriquecimiento ilícito. El juez Daniel Rafecas ya lo procesó y el caso se encamina hacia el juicio oral y público.

Tras su renuncia, Milani buscó mostrar independencia con respecto al gobierno que lo había designado. Es más, se afilió al Partido Justicialista con la intención de participar en las elecciones que se realizarán este año en la provincia de Buenos Aires. "Tengo mucho para dar a esta bendita Patria", declaró en diversas entrevistas.

Además forjó una sociedad comercial junto al ex secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, y el empresario Carlos Castelli, de donde surgió la cadena de pancherías Tío Tola, por ahora con dos locales en Ingeniero Maschwitz y Capital Federal.

miércoles, 21 de diciembre de 2016

Milani deberá declarar el 14 de febrero en Tucumán por el caso Ledo

El ex jefe del Ejército César Milani deberá presentarse en Tucumán el 14 de febrero de 2017, a las 10, en el Juzgado Federal 2, a cargo de Fernando Poviña. El ex funcionario durante la gestión kirchnerista deberá prestar declaración indagatoria en la causa por la desaparición de Alberto Agapito Ledo, conscripto riojano, ocurrida en 1976 en Tucumán.

Según la resolución judicial, se citó a Milani para resolver los pedidos de indagatoria efectuados por el fiscal federal N°1, Carlos Brito, como así también por la parte querellante, en la causa caratulada "Sanguinetti Estaban y otro s/ privación ilegítima de la libertad".

La causa -suma 15 cuerpos- pasó por un derrotero judicial por los planteos de los fiscales, de las querellas y de las defensas de Milani y de Esteban Sanguinetti (ex capitán implicado en los hechos).

Ledo era un estudiante de 20 años. Cursaba la carrera de Historia en la UNT. Fue convocado al servicio militar en 1975, durante el Operativo Independencia. En 1976, cuando desapareció, integraba el Batallón de Ingenieros de Construcciones 141 de La Rioja. En mayo de 1976, un grupo de esa dependencia se trasladó a Monteros presuntamente bajo las órdenes de Milani y de Sanguinetti. Entre los que llegaron a la provincia estaba Ledo. Habría sido secuestrado del sitio en el que se encontraban afincados, el predio de una escuela. El Ejército, sin embargo, sostuvo que desertó.

Según el fiscal federal Brito, Milani habría encubierto los crímenes de lesa humanidad perpetrados contra el soldado Ledo y falsificado el sumario de deserción.

En julio de 2013, cuando se presentó espontáneamente en los tribunales federales tucumanos, Milani -jefe del Ejército durante el gobierno de Cristina Fernández- había explicado que entre el 75 y el 76 estuvo 40 días en la provincia, en dos oportunidades, con la unidad a la que pertenecía. En esos años tenía 21 años y era subteniente, según dijo.

domingo, 26 de junio de 2016

MIlani fue llamado a declaración indagatoria por secuestros y torturas

Milani tiene una cita con el juez

La Justicia Federal de La Rioja convocó a César Milani para el próximo martes, en el marco de una causa que investiga delitos de lesa humanidad cometidos en 1977. También deberán presentarse un ex juez y un oficial del Ejército.

El juez federal de La Rioja Daniel Herrera Piedrabuena citó a declaración indagatoria al ex jefe del Ejército César Milani, en la causa que investiga el secuestro y las torturas que recibieron Pedro Olivera, Ramón Alfredo Olivera y Verónica Matta en 1977. El fiscal subrogante Luis Fernández había requerido hace un año la imputación de Milani y de otros dos ex funcionarios de la última dictadura cívico militar, un magistrado del Poder Judicial y un oficial de las Fuerzas Armadas.

Milani deberá declarar el próximo martes junto con el ex juez federal de La Rioja Roberto Catalán y el oficial del Ejército Francisco Santacroce. Herrera Piedrabuena accedió un año después al pedido realizado por Fernández, el tercer fiscal que tiene la causa desde 2013, cuando se reactivó. Fernández solicitó al juez la imputación de Milani por las torturas a Pedro y Ramón Alfredo Olivera, el secuestro de Pedro y de Verónica Matta. La imputación que solicitó en contra de Catalán se basa en las torturas y el secuestro de Alfredo, delito por el que también exigió la imputación a Santacroce.

Milani fue denunciado por Ramón Olivera de haber participado en un allanamiento en el que fue secuestrado su padre, torturado en el Batallón de Ingenieros 141, donde el militar estaba destinado con el grado de teniente. Además, el denunciante aseguró que Milani “estuvo presente y lo hostilizó durante un interrogatorio en el que” él mismo intentó “infructuosamente denunciar que había sido torturado en su lugar de detención ilegal”. Olivera realizó una primera denuncia ante la Comisión Riojana de Derechos Humanos en 1984 y ratificó sus dichos en 2013 ante la Justicia.

La causa corrió peligro en 2014, cuando el entonces fiscal federal de la Rioja Horacio Salman pidió a Herrera Piedrabuena que la cerrara. Sus argumentos eran similares a los de la defensa, pero no tuvieron buen resultado. Entonces, el juez solicitó un nuevo requerimiento de instrucción, que culminó con el pedido de indagatorias realizado por Fernández. En ese trance, el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) denunció a Salman por mal desempeño.

Milani también está siendo investigado en una causa que se sigue en la provincia de Tucumán por la desaparición del soldado riojano Alberto Ledo durante el Operativo Independencia, pero nunca fue citado a indagatoria. Ledo cumplía con el servicio militar obligatorio en La Rioja y en el mes de junio de 1976 fue trasladado junto con otros conscriptos a la ciudad de Tucumán.

Días después desapareció, quedando en los registros militares de esa provincia como “desertor”, lo que fue desmentido por los familiares del soldado.

viernes, 29 de abril de 2016

Casación ratificó que el Obispo Enrique Angelelli fue asesinado

Dos sentencias confirmadas

Los represores Luis Estrella y Luciano Benjamín Menéndez deberán cumplir la pena de prisión perpetua por haber asesinado al referente del Movimiento de Sacerdotes del Tercer Mundo. Los camaristas descartaron todos los planteos que hizo Estrella en un recurso extraordinario.

Los represores Luis Estrella y Luciano Benjamín Menéndez deberán cumplir prisión perpetua por haber asesinado al obispo de La Rioja Enrique Angelelli durante la última dictadura cívico militar argentina. Así lo confirmó la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal, que rechazó el último intento de Estrella de esquivar a la Justicia a través de un recurso extraordinario que cuestionaba la decisión que esa misma sala había tomado en diciembre pasado y que confirmaba la condena aplicada en primera instancia.

En un fallo unánime, los jueces Juan Carlos Gemignani, Gustavo Hornos y Mariano Borinsky declararon “inadmisible” un recurso extraordinario que la defensa de Estrella interpuso en diciembre pasado contra la decisión de esa Sala IV, que sellaba su destino perpetuo en una celda, tal como lo había determinado el Tribunal Oral Federal de La Rioja en julio de 2014. Entonces, Estrella y Menéndez fueron hallados autores mediatos del homicidio doblemente calificado de Angelelli y la tentativa de homicidio calificado de Arturo Pinto, hecho que sucedió el 4 de agosto de 1976 cuando el auto en el que ambos religiosos viajaban se “accidentó” en una ruta local. A Estrella, quien en tiempos del asesinato del obispo era subjefe de la base que la Fuerza Aérea manejaba en La Rioja, también se lo condenó como organizador de asociación ilícita agravada.

Los camaristas descartaron todos y cada uno de los planteos de Estrella en su recurso extraordinario para discutir la confirmación de la sentencia. En diciembre del año pasado, habían confirmado ambas condenas, mientras que Hornos y Gemignani ordenaron revisar la forma del cumplimiento de la pena, que el fallo original había ubicado en una cárcel común. El condenado discutió esa decisión: advirtió la “arbitrariedad” de la sentencia por “fundamentación aparente”, denunció “agravios relativos a la violación del principio de legalidad” y cuestionó la “constitucionalidad de la prisión perpetua”.

Los jueces de la alzada le respondieron que los agravios mencionados “no conmueven los argumentos expuestos en la sentencia impugnada”, que los planteos en torno de la valoración de la prueba “resultan ajenos a la instancia extraordinaria” y que, en general “sus argumentos no alcanzan para dar cabal respaldo a la pretensión de obtener por ese carril el acceso a los estratos de la Corte Suprema, sino que se limitan a expresar su disconformidad con lo decidido”.

El 4 de agosto de 1976, Angelelli, uno de los referentes del movimiento de curas tercermundistas en Argentina que fue blanco del terrorismo de Estado, viajaba en auto desde Chamical hacia la capital riojana. Iban hacia el Obispado provincial a entregar documentación sobre el asesinato de dos curas de la diócesis de Angelelli. Pero el auto sufrió un atentado en el que el obispo murió y Pinto, quien lo acompañaba, sufrió múltiples lesiones.

martes, 11 de agosto de 2015

Comenzó la Megacausa de La Rioja por crímenes de lesa humanidad

El jueves 6 de agosto se realizó la primera audiencia del proceso que juzga a 18 represores por homicidio, privación ilegal de la libertad, allanamiento ilegal, torturas, violación, aborto sin consentimiento y asociación ilícita, cometidos a partir del año 1975 en esa provincia. Tras los juicios por los crímenes de Monseñor Enrique Angelelli, y los curas Carlos Murias y Gabriel Longueville, en este caso se juzgarán delitos contra presos políticos. Por La Retaguardia

“Esta causa es una lucha que inician los ex presos políticos apenas recobran la libertad, es una lucha que ha tardado casi 40 años en poder llevarse a juicio. Además tiene un antecedente muy importante para todos los juicios que se están realizando en Argentina porque se lleva al banquillo a un cómplice civil, no militar. En ese sentido es algo de lo que todos vamos a estar pendientes y va a generar un antecedente como para poder interpelar a esa sociedad que en un momento fue cómplice de la represión por parte del Estado”, expresó Pablo Díaz Mayorga, de la cooperativa Radio Voces de La Rioja, que integra la Red Nacional de Medios Alternativos (RNMA).

La referencia es al ex juez Roberto Catalán, uno de los 18 imputados en esta causa. En diálogo con Oral y Público, Díaz Mayorga agregó: “para los que no están al tanto de la historia de nuestra provincia, es una persona que no solamente tuvo funciones públicas en la época del proceso sino que también es un ideólogo de lo que fue la represión participando él de la misma tortura, según cuentan los compañeros detenidos ilegalmente en esa época. Se lo ha citado en varias denuncias y declaraciones, él participando no solamente como una persona que encubrió todo el andamiaje que se hizo en ese momento en la provincia de La Rioja para poder reprimir a los compañeros que participaban activamente en las luchas, en la búsqueda de una sociedad mucho mejor, sino que además era una persona que participaba de las torturas, que manejaba la prensa en ese momento, junto con los Cruzados de la Fe, junto con familia, tradición y propiedad, se me ocurren casi 20 apellidos de familias que fueron responsables directos de ocultar todo lo que sucedió en los ’70”.

Una semana antes del inicio del juicio, en el programa Enredando las mañanas (ELM) de la RNMA entrevistamos a Lucila Maraga, sobreviviente y querellante en esta megacausa, quien explicó que en este proceso se juzga a los responsables de las distintas fuerzas que participaron de la represión en La Rioja desde el año 1975, en que se dieron las primeras detenciones: “hay represores de Gendarmería, de la Policía Federal y provincial, hay guardiacárceles, está el juez Roberto Catalán que respondió directamente a la dictadura en ese momento. Estamos con mucha expectativa porque en nuestro caso, que fuimos detenidos en 1975, son 40 años de exigencia de justicia. Esta es una megacausa que tiene 65 represores, de los cuales en este momento solo van 18 a juicio, algunos ya han fallecido pero hay un grueso que va a estar presente desde la sala de audiencia y otros a través de videoconferencia porque están en otros lugares por otras causas de lesa humanidad”.

Los represores que están siendo juzgados en esta causa se encuentran detenidos desde hace varios años. La mayoría está en cárceles locales, Marcos Paz, o en la provincia de Córdoba como es el caso de Luciano Benjamín Menéndez, y muy pocos tienen prisión domiciliaria. “Hemos exigido que estas causas vayan a juicio y todavía faltan algunas en La Rioja, y lo hacemos con la entereza, con la verdad, por eso estamos - más allá de la angustia que significa enfrentar una situación como esta - con la entereza de saber que tenemos la verdad y que los responsables de la represión en La Rioja serán condenados, irán a cárcel común y efectiva, que es lo que nosotros pedimos, y no que tengan beneficios como la domiciliaria, que últimamente se está dando mucho, sino que vayan a la cárcel como corresponde, con todas las garantías, pero que estén en una cárcel”, afirmó Maraga a ELM.

En relación al tribunal, integrado por Juan Carlos Reynaga, Carlos Jiménez Montilla, Carlos Eduardo Casas y Mario Eugenio Garzón; Maraga consideró: “el tribunal está conformado por un juez de Catamarca que ya estuvo en otras causas y que nosotros lo conocemos, que responde con mucha integridad respecto a que son delitos de lesa humanidad; y los otros son nuevos en La Rioja pero han participado en otros juicios de este tipo así que confiamos en que el tribunal estará atento a todos lo que es nuestra verdad, porque en La Rioja hubo un nivel ya en el ’75 de tortura con picana eléctrica, acá ha sido muy duro el trato y el grado de perversidad que hubo, como en todos los lugares del país, pero acá en La Rioja, que a veces se pensó que era un lugar muy distante, como que no pasaba nada, la represión fue de una manera descarnada, hubo más de 1500 detenidos, más de 400 compañeros con causas federales, hay más 32 desaparecidos, fue una provincia golpeada por el Terrorismo de Estado”.

Teniendo en cuenta el antecedente de los juicios anteriores, las querellas pidieron al tribunal ciertas modificaciones en la sala de audiencias: “logramos estos cambios para que el juicio tenga todas las garantías de tranquilidad, no solamente para los testigos, sino también para los familiares que nos van a acompañar, no recargar en las fuerzas de seguridad sino que se busquen otro tipo de vallas, de ampliaciones del espacio, como para que no exista esa exageración de presencia de Gendarmería o la Federal como había en los otros juicios. Por suerte se ha podido conseguir y estamos en mejores condiciones de estructura física como para poder iniciar este juicio”.

En estos meses de audiencias se espera la declaración de más de 100 compañeros que brindarán testimonio. Pablo Díaz Mayorga estuvo presente en la primera jornada del juicio, y describió sus sensaciones a Oral y Público: “aún aunque muchas de las acciones cotidianas que nosotros tengamos en búsqueda de la verdad y la justicia tarden, es importante hacerlas, porque hacen la diferencia. Charlando con los ex presos me daba esa sensación, que era un día que estaban esperando hace muchísimo tiempo, y eso para las generaciones más jóvenes de luchadores que no vivimos directamente la represión, y tendemos a mirar a la realidad con esa lógica del pesimismo, compañeros que pudieron sobrevivir al horror y salir de nuevo y luchar... me parece que una de las sensaciones más fuertes que tuvimos fue que había compañeros que estaban viviendo algo que habían esperado mucho tiempo. Una situación y un lugar que estuvieron pensando, y esperando con ansiedad y deseo”.

Las audiencias de la megacausa se realizarán todos los jueves y viernes próximos. Al tratarse de procesos orales y públicos se puede asistir libremente, solo es necesario presentar el documento y ser mayor de 18 años.

lunes, 29 de junio de 2015

La Rioja: nueva denuncia contra Milani por su participación en el genocidio

Se presentó en La Rioja una denuncia penal encabezada por Oscar Schaller contra el jefe del Ejército por haber participado en su secuestro y torturas en 1976. Lo hicieron abogados del CeProDH acompañados por Madres de Plaza de Mayo de La Rioja y otras víctimas que denuncian a Milani.

Frente al Juzgado - Graciela Ledo, Alfredo Olivera, Alejandrina Barry y Matías Aufieri (foto La Izquierda Diario)

La presentación se hizo a primera hora de la mañana en el Juzgado Federal de la capital riojana. Luego, cerca del mediodía, se hizo una conferencia de prensa a la que asistieron muchos medios provinciales. Fue en la sede de las Madres de Plaza de Mayo filial La Rioja, cuya referente es Marcela Brizuela de Ledo, la madre de Alberto Ledo, el conscripto que desapareció en 1976 cuando era subordinado del propio Milani y cuya causa penal lo tiene al actual general como imputado.

Estuvieron Matías Aufieri, el abogado que junto a Myriam Bregman y el Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CeProDH) lo representan como querellante. También estuvo Alejandrina Barry, hija de desaparecidos y miembro del CeProDH, quien es querellante en la causa ESMA contra genocidas y será testigo en esta nueva causa. Y junto a ellos estuvieron Graciela Ledo, hermana de Alberto Ledo, y Alfredo Olivera, otra víctima del accionar de Milani durante la dictadura.

Alejandrina Barry viajó a La Rioja en calidad de testigo pero también de querellante en otros procesos judiciales. Consultada por La Izquierda Diario dijo que “la conferencia de prensa que convocó Madres de Plaza de Mayo La Rioja, en la que estuvimos junto a Graciela Ledo, Alfredo Olivera, y el grupo de apoyo a Madres de Plaza de Mayo filial La Rioja, tuvo una gran repercusión en todos los medios de comunicación de la provincia. Vinimos a presentar una nueva denuncia contra Milani, que se suman a las causas que llevan adelante Graciela Ledo, Alfredo Olivera, y Verónica Matta”. Barry agregó que su viaje es para apoyar la lucha de las víctimas que hace años vienen peleando por verdad y justicia en una provincia que la represión genocida se hizo sentir muy fuerte. “La denuncia que presenta Schaller es un aporte a la lucha que vienen llevando hace años Olivera, Ledo y Matta junto a las Madres de Plaza de Mayo”, concluyó.

Por su parte el abogado Matías Auferi dijo que viajaron “a La Rioja para presentar la denuncia contra Milani en los juzgados federales de esa provincia”. Una denuncia, agregó, “que está acompañada junto a testigos como Enrique ‘Cachito’ Fukman, Graciela Rosemblum y nuestra compañera Alejandrina Barry”. El representante de Schaller finalizó afirmando que la denuncia contra Milani es por genocida y que van a exigir que se abran los archivos de la dictadura.

Graciela Ledo, quien lleva adelante una causa judicial que compromete sobremanera al jefe del Ejército promovido y sostenido por Cristina Kirchner, relató a La Izquierda Diario que “los abogados de la querella de Oscar Schaller vinieron a La Rioja a presentar una nueva denuncia contra el jefe del Ejército. Esta denuncia ratifica que hay muchas pruebas contra Milani”. Para la hermana del conscripto desaparecido “la conferencia de prensa fue muy buena. Duró como dos horas ya que estuvimos recibiendo a los distintos medios que se fueron acercando. Desde el día de ayer todo los medios de comunicación nacional anunciaron que hoy se realizaría la presentación de esta nueva denuncia en los tribunales de La Rioja”. Ledo concluyó sosteniendo que aspira a que la justicia no se desentienda de estas denuncias que pesan sobre el jefe del Ejército.


Matías Aufieri y Alejandrina Barry junto a Graciela Ledo frente al monumento a los desaparecidos en la Plaza 25 de Mayo de la ciudad de La Rioja

miércoles, 11 de marzo de 2015

La hermana del soldado Ledo exigió en el Congreso la indagatoria a César Milani

Capital Federal, 10 Mar (APFDigital)
- Graciela Ledo cargó contra el jefe del Ejército en una audiencia convocada por la izquierda • "Con menos pruebas que las que hay contra Milani, hay genocidas detenidos; hay un doble estándar de la Justicia”, aseguró

El jefe del Ejército, César Milani, volvió a ser criticado con dureza en el Congreso de la Nación. En el marco de una audiencia pública, Graciela Ledo, la hermana del conscripto por cuya desaparición fue denunciado Milani, aseguró que el militar cuenta con protección política y judicial y reafirmó su pedido para que se lo llame a indagatoria, pese a la resistencia del juez de la causa.

Graciela Ledo expuso ante dirigentes políticos y sociales en el marco de una reunión abierta convocada por los diputados nacionales Néstor Pitrola (Buenos Aires) y Pablo López (Salta), del Partido Obrero en el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), en el Anexo de la Cámara baja.

Allí la hermana del soldado desaparecido en plena dictadura acusó al juez federal Daniel Bejas de seguir órdenes del Gobierno y de aplicar en los hechos la anulada Ley de Obediencia Debida, por haber rechazado un pedido de indagatoria a Milani. En tanto, anunció que presentará un recurso de queja ante la Cámara Federal por la apelación denegada.

"Con menos pruebas que las que hay contra Milani, hay genocidas detenidos. Hay un doble estándar de la Justicia", advirtió y dijo que "hay un solo detenido en la causa de mi hermano y está con prisión domiciliaria. El juez Bejas obstruye el derecho a la verdad".

Por otro lado, Graciela Ledo denunció que es espiada, que su mail está intervenido, que sufre persecuciones y que es entrevistada por falsos periodistas. "Milani está en acción", acusó. Informó también que el jefe del Ejército tiene cuatro causas en La Rioja pero que ninguna tiene asignado un fiscal.

En este marco, la izquierda volvió a pedir la “inmediata destitución” de Milani y anticipó que el 16 de marzo se realizará una marcha en Tucumán para exigir la indagatoria. "Milani es el nuevo Stiusso de los servicios de inteligencia", afirmó Pitrola.

De la audiencia también participaron los diputados Nicolás del Caño (PTS-FIT), Graciela Villata (Fte. Cívico Córdoba) y Norita Cortiñas (Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora), quien informó de un habeas corpus para pedir la citación a Milani y manifestó su adhesión al reclamo de apertura de los archivos de inteligencia y de las fuerzas armadas sobre el caso Ledo. "El Gobierno debería suspender a Milani y exigir que se presente ante la Justicia", dijo la dirigente social.

El soldado riojano Alberto Agapito Ledo desapareció a sus 20 años el 17 de junio de 1976, en plena dictadura cívico-militar, cuando se encontraba en Tucumán con una compañía del Batallón de Ingenieros en Construcciones 141 de La Rioja, donde cumplía el servicio militar obligatorio.

El encargado de instruir el sumario por la supuesta deserción de Ledo fue el entonces subteniente Milani. Bajo la sospecha de que se trata de un caso de desaparición forzada, el actual jefe del Ejército fue denunciado por los delitos de encubrimiento y falsedad ideológica de documentos públicos, informó Parlamentario.